Los rollos del Mar Muerto

Los rollos del Mar Muerto

Discovery[edit]     
Cuevas de Qumrán

A mediados del siglo se produjo el mayor descubrimiento de manuscritos en la época moderna. En 1947, un joven pastor beduino dio con una cueva al sur de Jericó, en donde había muchos pergaminos de cuero escritos en hebreo y arameo, y cerca de seiscientas inscripciones fragmentadas. Esto produjo una gran conmoción en el mundo arqueológico. En 1952, se encontraron nuevas cuevas que contenían fragmentos de pergaminos posteriores en hebreo, griego y arameo. A esos otros descubrimientos asombrosos le siguieron nuevos manuscritos adicionales que se hallaron en otras cavernas en el área del Mar Muerto.  


La fecha de los pergaminos

Después de estudiar intensamente los manuscritos del Mar Muerto, los investigadores definieron tres período:

1) El período arcaico, alrededor del 200-150 a.C.
2) El período asmoneo, cerca del 150-30 a.C.
3) El período herodiano, alrededor del 30 a.C. al 70 d.C.

La mayor parte se originó entre el segundo y el tercer período, especialmente, en la última mitad del segundo período y en la última del tercer período.

Aunque se ha cuestionado intensamente la antigüedad y la autenticidad de estos manuscritos, existen dos líneas de evidencias concretas que sustentan su antigüedad. La prueba de la cuenta de radiocarbono, un método científico para establecer la antigüedad, establece que el lino en que estaban envueltos los pergaminos corresponde en general a la època del 175 a.C. al 225 d.C. Los estudiosos que confían en el método de prueba paleográfica datan esos documentos por la forma de sus letras y la forma en que están escritas en comparación con las escrituras de otras eras. Ellos son capaces de demostrar que vinieron en un período intermedio entre la escritura del siglo tercero a.C. y la mitad del siglo primero d.C. W.F Albright observa: “Todas los estudiantes de la escritura competentes y versados en el material disponible y el método paleográfico datan estos manuscritos 250 años antes del año 70 d.C.”       



El contenido de los rollos

Literalmente, cientos y cientos de fragmentos de pergaminos se hallaron en la excavación de Qumrán. El resumen de estos descubrimientos es el siguiente:

En la primera cueva se encontraron siete pergaminos principales. Entre estos había dos copias de Isaías, una completa y una parcialmente completa; El manual de Disciplina; Pesher de Habacuc (un comentario); Himnos de acciòn de gracias; El pergamino de la guerra y El apòcrifo de Génesis. También había fragmentos adicionales de otros pergaminos encontrados en esa cueva. En la segunda cueva se descubrieron treinta y tres fragmentos. De la tercera cueva se extrajeron catorce fragmentos. La cueva número cuatro proporcionó la mayor cantidad de material, tanto bíblicos como sectarios. En la quinta cueva se hallaron veintiséis fragmentos. La sexta cueva albergaba cerca de treinta fragmentos. La cueva número siete contenía diecinueve fragmentos escritos en griego. Esto fue unido debido a que la mayoría de los demás pergaminos estaban escritos en hebreo o arameo. En la octava cueva había nueve fragmentos. En la novena cueva solo se halló un fragmento. De la décima cueva, los arqueólogos recuperaron una pieza inscrita de alfarería.Y finalmente, en la undécima cueva se descubrieron aproximadamente dieciocho fragmentos.

Se encontraron copias de casi todos los libros de las Escrituras hebreas salvo el libro de Ester. Los libros sectarios que aquí se hallaron incluyen: El manual de disciplina, La guerra entre los hijos de la luz y la oscuridad. El libro de los jubileos y El pergamino de cobre. De estos libros sectarios y fragmentos de pergaminos fuimos capaces de aprender sobre el primer siglo del judaísmo palestino y también de la secta de los esenios, los escribas que copiaron los pergaminos del Mar Muerto. Los libros bíblicos hallados son las copias existentes más antiguas hasta la fecha. Antes de este descubrimiento, los manuscritos hebreos más antiguos databan del siglo nueve d.C.

La mayoría de los pergaminos están escritos en hebreo o en arameo, pero también hay pergaminos en griego. Por los general, los pergaminos se escribieron en uno de los cuatro tipos de estilo de escritura; arcaico, hasmoneo, herodiano u ornamental.


Otros sitios que albergan manuscritos

En 1952 se descubrió una cueva en Murabbaat, en otra parte del desierto. Aparecieron manuscritos principalmente del siglo segundo d.C. en hebreo, griego y arameo, que incluyen algunos textos de Génesis, Éxodo, Deuteronomio e Isaías. Se hallaron muchas cartas hebreas del período de Simón ben Keseba, esto es, Bar Cocheba, quien encabezó una revolución en los años 132-135 d.C. Una excepción notable al material que data de la segunda centuria d.C. es una pieza de papiro de hebreo arcaico, un palimpsesto, una lista de nombres y números que se fechan en el siglo sexto d.C.

En la misma área general, se encontraron otras cuevas, un grupo en Khibert Mird, al noreste del monasterio de Mar Saba. Estos contenían papiros en árabe, documentos griegos y Cristo-siro-palestinos, con fragmentos de códice bíblicos todos en árabe antiguo y bizantino. Otros grupos de manuscritos tienen fecha del período del material de Murabbaat. Entre ellos está una versión de los profetas menores en griego y un cuerpo del papiro de Nabatea, de importancia tanto histórica como bíblica.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario